Mientras el patrullero oceánico de la Armada, “Cabo Odger”, efectuaba operaciones de vigilancia, detectó una embarcación menor peruana dentro de la Zona Económica Exclusiva Nacional, a 115 kilómetros al oeste de Antofagasta y 498 kilómetros al sur del límite marítimo internacional.

Al ser fiscalizada, la embarcación “Atencio I” fue abordada por personal naval, que corroboró que los cuatro tripulantes, de nacionalidad peruana, mantenían sus artes de pesca para efectuar la extracción de recursos naturales chilenos en forma ilegal, siendo capturada la embarcación, y sin documentos.

Sólo 19 horas después, 30 kilómetros más al norte, frente a la bahía de Mejillones, la dotación de la lancha “Díaz”, detectó otra embarcación pesquera menor peruana, de nombre “Atencio V”, con cuatro tripulantes a bordo. Al ser fiscalizados se corroboró el almacenamiento de dos toneladas de tiburón azulejo en sus bodegas, no pudiendo acreditar la procedencia del recurso encontrado.

Tras ello, las dos embarcaciones y sus dotaciones fueron escoltadas hacia el puerto de Arica por las unidades marítimas LSG “Iquique” y LPC “Díaz”, de la Armada, lugar donde los tripulantes fueron puestos a disposición del tribunal correspondiente por infringir la Ley General de Pesca y Acuicultura.

Al respecto, el comandante en Jefe de la Cuarta Zona Naval, contraalmirante Alberto Soto, explicó que esta operación es permanente y que “la vamos a seguir efectuando para custodiar nuestra Zona Económica Exclusiva y permitir que sólo sea utilizada por nuestros pescadores y no por otros países”.