Que la lactancia materna es el alimento esencial para el ser humano, al menos durante los primeros seis meses de vida, genera consenso transversal. Por ello, la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) ha impulsado la acreditación de sus establecimientos a lo largo de todo el país.

Para ser un “Jardín Amigo de la Lactancia Materna” (Jialma) es necesario cumplir una serie de procesos que den cuenta que ese establecimiento cuenta con las condiciones para que una madre pueda no sólo amamantar, sino que además pueda ser informada, asesorada y acompañada.

La institución ha impulsado capacitación del personal en el tema de los beneficios de la lactancia materna y cómo apoyar la alimentación natural, formar grupos de apoyo, realizar actividades de promoción con las futuras madres, generar condiciones que permitan que la madre acuda a la sala cuna a amamantar a su hijo/a en el horario que el niño/a lo necesite, entre otras.

Damaris Valenzuela, nutricionista de Junji Valparaíso, explicó que “cuando no es factible, por distancia o por horario de trabajo de la madre, el jardín otorga facilidades para que la madre deje su leche extraída. La persona que alimenta al niño en la sala cuna debe procurar una óptima interacción con él, ya que esto le reportará beneficios para su desarrollo afectivo-emocional”.

Certificado

El 8 de agosto, los jardines Los Menecitos de Llay Llay; Sol de Pehuén de Quilpué; Bernarda Morín de Limache y Vicente y las Letras de Cartagena, recibirán el certificado Jialma en el marco de la Jornada de Experiencias Exitosas en Lactancia Materna, organizada por la Seremi de Salud.

Cabe indicar que entre el 1 y el 7 de agosto, en más de 120 países se celebra la Semana Mundial de Lactancia Materna, instaurada oficialmente por la OMS y UNICEF, cuyo objetivo es conmemorar el acuerdo de la firma de la Declaración de Innocenti (1991), la que declara la protección, el fomento y el apoyo de la lactancia materna en los distintos países del mundo.