Con prohibición de asistir a los estadios del país quedaron cuatro hinchas de Coquimbo Unido que fueron sorprendidos por Carabineros portando armas blancas camino al reducto deportivo de Valparaíso, previo al partido que sostuvieron ante Santiago Wanderers.

A esta medida cautelar se le suma la obligación de presentarse en la unidad policial más cercana a su domicilio a la hora que juegue el equipo pirata. Ambas, tendrán un plazo de 70 días, tiempo que el Juzgado estimó para que se desarrolle la investigación.

Junto a ello, la Gobernación Provincial de Valparaíso presentó una querella criminal en contra de Claudio Álex Contreras Turri, Antonio Nicolás Saa Maturana, Jorge Alberto Ruiz Bruna y Alejandro Andrés Gómez Ortiz, por ser los autores, y en grado consumado, del delito de porte de arma blanca.

La gobernadora de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, señaló que “este tipo de conductas son las que condenamos con mucha fuerza. Es lo que no esperamos en esta fiesta familiar que es el fútbol profesional. Estamos trabajando para lograr el aforo completo en los estadios”.

De igual forma, explicó que “se tipifica un delito especial, que no es solamente el de portar arma blanca, sino que en la Ley de Violencia en los Estadios, por lo que los detenidos arriesgan penas de presidio. Y si hay reiteración, además, podrían quedar con la pena efectiva”.

Procedimiento

Cabe precisar que los hechos se suscitaron alrededor de las 11:30 horas del sábado 28 en el sector del faro Punta Ángeles, a los pies del cerro Playa Ancha.

En este lugar, la Sección Fuerza de Tarea de la V Zona de Carabineros se percató, durante la fiscalización a los buses de hinchas coquimbanos, que estos portaban dos cortaplumas tipo mariposa, dos cuchillos tipo cocinero, un arma blanca tipo punzante y un cuchillo adaptado añadido a un mango de madera.