Pasadas las 10:30 horas, la alarma alertaba a los funcionarios y población penal del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Limache de la ocurrencia de una emergencia. De forma inmediata el personal uniformado puso en práctica los protocolos de seguridad para salvaguardar la integridad física de las personas privadas de libertad y trabajadores de Gendarmería.

Tan solo seis minutos después de iniciado el simulacro, los 253 internos habían sido trasladados hasta la zona de seguridad, ubicada en la cancha del recinto penal. De forma paralela, se dio aviso de la interrupción del orden interno a Bomberos, Carabinero, PDI y municipio. De esta forma, se trabaja de manera coordinada y priorizando la seguridad de los reclusos y de toda la comunidad limachina.

El jefe (s) del CDP local, capitán Héctor Saavedra, detalló que “en una primera instancia tuvo que participar la brigada contra incendios del CDP, posteriormente, una vez que se apagó el foco de incendio, se corroboró que habían tres internos que presentaban lesiones: uno en el taller y dos en el baño”.

Los supuestos heridos fueron trasladados hasta la zona triage, donde eran esperados por personal de salud de la unidad y el hospital local para ser atendidos.

Saavedra agregó que “el personal se demoró alrededor de seis minutos en desalojar a la población penal completa y llevarla a la zona de seguridad, que es la cancha penal. El ejercicio terminó a las 11:15 horas”.

Una vez culminado el simulacro se procedió a efectuar una reunión de análisis en la que participaron representantes de todas las entidades que llegaron hasta la unidad penal. En ella se destacó el trabajo que efectuaron los integrantes de la brigada contra incendios del recinto.

Cabe destacar que desde el segundo semestre del año 2014 el centro limachino cuenta con una red contra incendios, obra que implicó una inversión de $330.068.480 y que en la actualidad permite responder de forma autónoma ante una emergencia que así lo amerite.