Una grave situación se vivió en la comuna de Quintero, luego que una planta elevadora de Esval, ubicada en la plaza de Armas, sufriera una rotura que provocó el vertimiento de aguas servidas por gran parte del centro de la ciudad.

La situación generó que se activaran los protocolos ambientales y se emitiera una alerta sanitaria decretada por la Seremi de Salud, lo que fue evidenciado en un video grabado por pescadores, donde se observa el vertimiento de aguas servidas.

Según relató el alcalde (s) de Quintero, Rubén Gutiérrez, “nos encontramos con una rotura considerable de una matriz de agua servida, la cual estaba evacuando una gran cantidad de líquido a los sectores aledaños, con el peligro de llegar a la playa a través de los ductos de aguas lluvias”.

Este episodio generó que la Seremi de Salud prohibiera la venta de los puestos de mariscos y de alguno de los botes de pescadores que se ubican en el lugar afectado, lo que ya genera un tema social complejo. Posteriormente se actuó en coordinación con la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), con la idea de trabajar para restablecer el suministro.

El concejal de Quintero, Luis Gatica, explicó que “es una planta antigua, con más de 50 años, por lo tanto obsoleta. Y por ello le quiero hacer un llamado a Esval a que, así como el Estado y el Gobierno están haciendo grandes inversiones con ellos, se debe tomar una decisión radical y cambiar de lugar la planta”.

Finalmente, el alcalde (s) Gutiérrez afirmó que “lamentamos este hecho porque esta planta elevadora se encuentra justamente en un lugar céntrico como la plaza de Quintero, lo que frente a cualquier falla de operación genera estos inconvenientes con el consiguiente daño ambiental”.

Respuesta de Esval

El subgerente zonal de la compañía, Gastón Placencio, informó que “sufrimos la rotura de una de nuestras redes de aguas servidas en Quintero. La emergencia fue rápidamente abordada por nuestros equipos y en menos de cinco minutos se detuvo el sistema de elevación de aguas servidas, controlando con ello el vertido acotado como consecuencia de la rotura de la tubería”.

Además, el ejecutivo explicó que “la filtración fue controlada, llegando una mínima cantidad al mar, una descarga tan baja que debe diluirse naturalmente. De todos modos, tomamos muestras de la bahía para descartar cualquier efecto en el ambiente, resultados que apenas estén listos compartiremos con las autoridades competentes para que tengan la tranquilidad de que todo está en orden”.

En paralelo, indicó que “realizamos un corte de emergencia en algunos sectores de la comuna, para detener el flujo y adoptamos medidas de control y monitoreo del borde costero. Además, informamos a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) para coordinar las acciones necesarias, junto con las medidas de mitigación para el suministro de la comunidad.

Placencio dijo también que “dispusimos de cinco camiones aljibe para recorrer las zonas afectadas, los que estuvieron en constante movimiento para abarcar los diversos requerimientos de nuestros clientes y trasladarse a los puntos de recarga, para retomar la distribución del servicio”.

Finalmente explicó que “durante la misma noche del miércoles finalizamos la reparación de esta red e iniciamos la reposición paulatina del suministro en las zonas afectadas”, cerrando con que “hemos contactado al municipio para entregarle directamente la información y atender sus consultas”.