La empresa Iansa confirmó el cierre de su planta en Linares, región del Maule, situación que afectará a unas 4 mil personas, tanto a funcionarios de la planta como a agricultores, remolacheros y prestadores de servicios, entre otros trabajadores.

Ciro Tapia, presidente del sindicato de trabajadores de la planta Iansa en Linares, indicó que “aquí se produce azúcar para Chile y trabajo para chilenos, por lo tanto, su cierre va a crear mucha cesantía”.

Continuó diciendo que “el trabajo de esta planta es fundamental para la provincia, se generan más de US$ 31 millones que quedan acá”.

Según información de radio Biobío, “los cambios alimenticios de la gente, a nivel mundial, incrementaron paulatinamente la crisis del rubro, pese a que crearon productos como el “Cero K” y lanzaron al mercado líneas light”.

Cabe recordar que el cierre de Iansa se suma al de otra empresa grande con presencia en nuestro país, precisamente en la ciudad de San Antonio: Maersk Container Industry, que decidió cerrar sus operaciones en Chile, dejando a 1.200 trabajadores sin su fuente de ingresos.