Luego que la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Vivienda presentara ante el Consejo Regional (Core) de Valparaíso su informe de obras proyectadas para los próximos dos años, en el cual no considera el anhelado proyecto de reposición del camino costero que une las comunas de Viña del Mar y Concón, el alcalde Óscar Sumonte mostró su preocupación ante esta información.

Por ello, dio inicio a una estrategia para buscar todos los apoyos posibles para poder revertir esta situación. Y es que la negativa de Vivienda significa que las obras no podrán iniciar el próximo año, pese a que existe un avance en el proceso, ya que el Gobierno, a solicitud del municipio, actualizó el diseño, por lo tanto, lo que ahora falta son los recursos para el financiamiento de las obras.

El proyecto de mejoramiento del camino costero contempla la reposición de la calzada vehicular, aceras hacia ambos costados y ciclovías continuas hacia el costado poniente, más el mejoramiento de algunos miradores y espacios destinados a la contemplación del borde costero como paseos peatonales por lo que significa una gran mejora para la calidad de vida e imagen turística de la comuna.

El jefe comunal detalló que “el total de los trabajos para el tramo completo es de $22.000 millones, pero la idea es que se pueda incluir nuevamente el proyecto dentro del Presupuesto 2019, al menos en su primera etapa (desde subida El Encanto hasta Los Lilenes), que considera un costo cercano a $9.000 millones”.

Sumonte puntualizó finalmente que realizará “todas las gestiones posibles ante el Gobierno, el Ministro de Vivienda y los parlamentarios, para revertir esta situación presupuestaria, para que finalmente se puedan inyectar los recursos con el fin de que las obras partan el 2019, porque es un anhelo de los conconinos y es algo muy necesario para el turismo regional”.