Un intenso trabajo de reparación de la vialidad que quedó deteriorada a raíz de la última lluvia está ejecutando el municipio de Viña del Mar en varios sectores de la comuna.

La intervención se realiza con recursos municipales que ascienden a $5 millones, a través de una empresa contratista, e implica la aplicación de asfalto en caliente, que tiene una mayor duración que el bacheo en frío el cual se utiliza en situaciones de emergencia.

La alcaldesa Virginia Reginato explicó que “con la lluvia surgieron muchos hoyos que requieren una intervención urgente, situación que estamos abordando con este programa de bacheo y recapado”.

Cabe indicar que estas obras se extenderán por algunas semanas, con el objetivo de abarcar la mayor cantidad de superficie posible, donde en una primera etapa se han intervenido los sectores de Reñaca, Chorrillos y plan de la ciudad.