El ex ministro Pablo Longueira emitió una declaración pública luego que el Ministerio Público presentara una acusación contra 16 personas en el marco del caso SQM.

En concreto, la Fiscalía solicitó para el ex senador UDI una pena de 818 días de reclusión menor en su grado medio, por delitos tributarios y cohecho.

Al respecto, el ex secretario de Estado aseguró que el fiscal del caso, el persecutor regional de Valparaíso, Pablo Gómez, lleva “una persecución implacable e injusta” en su contra.

Además, indicó que “en el transcurso de esta investigación allanaron mi casa y mi oficina, amedrentando a miembros de mi familia y a mis colaboradores en las funciones públicas que desempeñé, a pesar de que permití el acceso voluntario a mis cuentas corrientes personales y de las fundaciones que creé”.

Consultado respecto a las declaraciones del fiscal Gómez, quien aseguró que “existen antecedentes para imputar a Longueira por el delito de cohecho“, el ex ministro dijo que “no he recibido un sólo peso de la empresa Soquimich ni de ninguna otra empresa”.

Junto a ello, expuso que “en el marco del juicio oral demostraré, con toda mi fuerza, que jamás he cometido delito alguno –menos aún el de cohecho- porque todos quienes conocen mi trayectoria pública, hayan sido partidarios o detractores, saben que siempre me auto impuse normas éticas muy superiores a las legales”.

Finalmente, aseguró que “no he cometido cohecho, no soy responsable de delitos tributarios y así lo determinaron sucesivas y distintas administraciones del Servicio de Impuestos Internos, organismo encargado del cumplimiento tributario, que decidieron no interponer querella en mi contra porque no existe ningún antecedente que las hubiera justificado”.