Al menos 46 personas perdieron la vida y otras 48 se encuentran desaparecidas en Japón debido a las intensas precipitaciones que azotan la zona centro-sur del país.

La provincia de Hiroshima es la más afectada por este fenómeno climático, zona donde se ha confirmado la muerte de al menos 22 personas y la desaparición de otras 23.

Organismos de emergencia del país nipón informaron también que en la prefectura de Ehime hay 18 personas fallecidas y que los desaparecidos llegan a nueve. De igual forma, hay víctimas fatales en las ciudades de Okayama, Hyogo, Kioto, Shiga y Fukuoka.

Además, se informó que más de 4,7 millones de personas han recibido avisos de evacuación de sus hogares mientras la Agencia Meteorológica de Japón mantiene sus advertencias meteorológicas especiales en cuatro prefecturas en el oeste de la mayor isla de Japón, Honshu.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ordenó a sus ministros a colaborar con las autoridades locales para paliar los daños causados por las lluvias, las cuales ha calificado de “muy graves”.