Laura Landaeta, la periodista y autora del libro “Don Francisco: Biografía no autorizada de un Gigante”, escribió una columna en El Mostrador, donde da a conocer detalles de los presuntos casos de acoso y abuso sexual en los que se vería involucrado el popular animador, Mario Kreutzberger.

La escritora comentó que “el abuso y el acoso, en el mundo de la entretención televisiva, no partió con Herval Abreu ni con Nicolás López, partió con Don Francisco”.

Además, Landaeta sostuvo que “escondido en la entretención y la solidaridad, ha generado a su alrededor un halo de impunidad frente al abuso de poder, el acoso, la discriminación en rutinas de humor cargadas de machismo, clasismo y desdén por las minorías sexuales, ancianos y personas con capacidades diferentes”.

La periodista también tuvo palabras para la “cosificación” hacia la mujer por parte de Don Francisco, diciendo que “usa a mujeres como objeto, cambiando favores sexuales en camarines por televisores, lavadoras y electrodomésticos”.

De igual forma, señala en su escrito que “había que caminar con el poto en la pared’, recuerdan hasta hoy medio en broma, medio en serio”.

Finalmente, aseguró que “el círculo de protección de Don Francisco en la televisión chilena, muchos de ellos rostros y líderes de opinión que reaparecen de tanto en tanto en la Teletón está muy vivo. En público se refieren a él como si se tratara de una dignidad eclesiástica. En privado, comentan pero se cuidan. Callan. Tienen miedo. Pero los tiempos cambian. Los ídolos caen y los intocables, se pueden tocar”.