Dos incendios ocurridos en las inmediaciones de la dirección regional de Gendarmería, en Valparaíso, y la actualización del plan de contingencia, llevaron a que este miércoles se efectuara un simulacro en el edificio que alberga a más de 100 funcionarios de la institución.

El ejercicio contempló la evacuación total del inmueble, que estaba siendo afectado por un incendio, y el rescate en altura de dos supuestos heridos, atrapados en el tercer piso del inmueble ubicado en calle Blanco. Para esta labor, se contó con el apoyo de Bomberos de diversas compañías y Carabineros.

El ejercicio comenzó a las 11:00 horas, con la activación de la alarma. Luego se dispuso la comunicación inmediata a los líderes de piso para la evacuación de todo el personal y se informó a las instituciones de apoyo en la emergencia. Cuatro minutos después llega Bomberos con sus unidades especiales y a las 11:18 Carabineros realiza cortes de tránsito.

El encargado regional de prevención de riesgos de Gendarmería, mayor Néstor Flores, explicó que “fue positivo el simulacro, por cuanto permitió corregir algunas deficiencias que teníamos y así enfrentar de mejor manera algún evento crítico de incendio, que es el escenario más complejo que tenemos acá”.

La actividad culminó a las 11:35 horas, dándose paso a una reunión de evaluación en la que estuvieron presentes funcionarios de todos los organismos participantes.

Por políticas institucionales cada unidad penal y especial debe efectuar dos simulacros anuales, por lo que a lo largo del año continuarán realizándose estos ejercicios en los recintos de Gendarmería en toda la región.