El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció represión en el actuar de Carabineros durante la Marcha del Orgullo desarrollada en Temuco, por lo que pidió que el alto mando de la institución acuda al Congreso Nacional a dar explicaciones respecto a lo ocurrido.

La marcha, como es tradición en Temuco, comenzó en la plaza Dagoberto Godoy y buscaba desplazarse hacia plaza Teodoro Smith, tras ser convocada por Colectiva Disidencia UCT, Colectivo Queer Ufro, Colectiva Feminista Trans Temuco y Rumors Club Temuco.

Los incidentes entre manifestantes y Carabineros se desencadenaron en el frontis de la catedral de Temuco, lugar donde estaba programada una “besatón” contra la discriminación.

El dirigente del Movilh, Ramón Gómez, explicó que “luego que una persona ajena a los organizadores rayara una pared, Fuerzas Especiales se abalanzaron sin criterio contra las asistentes a la marcha, reprimiendo el desfile, atacando principalmente a mujeres adolescentes, a las que pretendían detener sin razón alguna”.

El activista añadió que “distintos denunciantes nos han reportado golpes de luma contra los manifestantes, así como la negativa de los policías a identificarse y a dar razones sobre su proceder”.

Además, resaltó que “durante 27 años las marchas del Orgullo han sido pacíficas. Resulta ahora que una policía homofóbica y misógina está violentando con su sola presencia estos desfiles, dañándolos con procederes irregulares, arbitrarios y vandálicos”

Finalmente, sostuvo que “intensificaremos nuestras gestiones para que la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados cite al Alto Mando de Carabineros, a objeto de que aclare estos y otros abusos de sus funcionarios contra la población LGBTI ocurridos en los últimos meses”.