Un positivo balance realizaron autoridades de seguridad de Valparaíso por los resultados que ha brindado el Sistema Táctico Operativo Policial (STOP) en la provincia, lo que se ha traducido en un significativo aumento en la cantidad de detenidos.

En concreto, Carabineros informó que desde abril hasta lo que va de junio, los detenidos han aumentado en un 30% comparado al mismo periodo del año 2017.

El aumento más significativo se lo llevan los detenidos por delitos cometidos contra la propiedad, donde se observa un incremento de 37% (robos de vehículos o de objetos desde vehículos, robo en lugar habitado, robo en lugar no habitado, hurtos).

En tanto, los detenidos por robos violentos aumentaron en un 16% (robo con violencia, robo con intimidación, robo por sorpresa, lesiones, homicidios, violaciones).

Autoridades contentas

Al respecto, la gobernadora de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, indicó que “esto demuestra que los nuevos lineamientos de redistribuir a carabineros que cumplían funciones administrativas hacia los servicios preventivos en terreno, han dado resultados inmediatos en nuestra provincia”.

Por su parte, el subprefecto administrativo de Valparaíso, mayor Carlos Maureira, destacó las “rondas de impacto en la provincia, la implementación de puntos fijos que han dado muy buenos resultados en base a un funcionario con un vehículo policial y la implementación de las Fuerzas de Tarea y las Secciones de Intervención que han trabajado focalizadamente en la provincia”.

Las autoridades aprovecharon la instancia para hacer un llamado a la ciudadanía a que denuncie la ocurrencia de delitos, porque pese a que la cantidad de detenidos aumentaron, las denuncias bajaron levemente en un 10%. En este sentido, si bien es cierto que esto se relaciona a que disminuyeron los delitos y aumentaron las detenciones, igualmente existen actualmente muchos delitos que la ciudadanía no denuncia por diversos factores.