La Diócesis de Talca comunicó esta tarde que han iniciado una investigación para determinar la verosimilitud de la denuncia de un presunto abuso sexual a un menor de edad ocurrida el año 1985, presentada en contra del presbítero Luis Felipe Egaña, quien además fue capellán de Carabineros.

A través de un comunicado, la Iglesia de la región del Maule informó esta situación “con gran dolor por el sufrimiento de todas las personas involucradas en esta denuncia”, pero “con el propósito firme de poner todos los medios posibles para buscar la verdad y hacer justicia con la mayor prontitud”.

De igual forma, señalaron que “se le han impuesto las medidas cautelares que lo apartan, desde esta fecha, de todas sus funciones y responsabilidades pastorales”.

Conscientes de que el conocimiento y reconocimiento de la verdad contribuirá a reparar y a sanar las heridas, la Diócesis informó que se ha nombrado como instructor de esta investigación al presbítero Jaime Ortiz, Dr. en Derecho Canónico de la Arquidiócesis de Santiago.