El gobernador de Cauquenes, Luis Vignolo Moya, renunció a su cargo luego que la justicia acogiera una querella en su contra por el delito de omisión de ingresos, en el marco de un juicio por pensión de alimentos. En su lugar, el Gobierno designó, de manera subrogante, al ex diputado Alberto Cardemil.

Según dio a conocer Vignolo a sus cercanos, presentó su renuncia para “no empañar la excelente labor que ha hecho el Gobierno. Mi caso personal, en el que se me acusa de ocultar información en mi juicio de alimento, lo veré ahora como cualquier civil y haré los descargos correspondientes”.

Desde la Intendencia del Maule confirmaron la aceptación de la renuncia de Vignolo e informaron que “en su reemplazo, y en calidad de gobernador subrogante, asumirá el actual asesor regional de Hacienda en el Maule, Alberto Cardemil Herrera, quien se desempeñará en estas funciones de forma inmediata”.

La decisión de poner a Cardemil como jefe provincial augura una ola de críticas, ya que el ex subsecretario del Interior de la dictadura fue procesado por el caso Penta, donde tuvo que pagar $10 millones para suspender sus cargos por emitir dos boletas falsas para financiar su campaña senatorial de 2013.