Una mujer de Quillota, de 83 años, se encuentra grave y con pronóstico reservado, luego que uno de sus tres perros la mordiera en el cuello cuando intentaba darles alimentos en su domicilio.

El hecho ocurrió en la villa El Diamelo, cuando -como todos los días- le dejó un pocillo con alimentos a sus mascotas, momento en que una de éstas la mordió fuertemente en su cuello.

A raíz de ello, su marido, también adulto mayor, llamó a emergencias y fue trasladada al hospital San Martín de Quillota, para luego ser derivada al hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, donde se encuentra internada debido a la gravedad de sus heridas, aunque fuera de riesgo vital.

Vecinos relataron al diario La Estrella de Quillota que “ella vive sola con su marido. Siempre se les vio muy atentos con sus animales. No se sabe por qué el perro reaccionó así”.

Por su parte, Carabineros indicó al matutino que la mujer “fue a darle comida a sus perros, resbala y cae, momento en que uno de los canes le efectúa mordeduras en su cuello. No hubo ninguna reacción del perro contra las personas que realizaron el procedimiento. Pero sí, se le tendrán que hacer pruebas”.