A través de un comunicado, la empresa Maersk Container Industry San Antonio (MCIS) informó que pondrá fin a las operaciones de fabricación de contenedores refrigerados en sus instalaciones ubicadas en la localidad de Malvilla, comuna de San Antonio.

El argumento entregado por la compañía dice relación con la sobreproducción de contenedores en el mundo, en combinación con la dificultad para obtener, a nivel regional, los proveedores de insumos esenciales para su fabricación.

Al respecto, el gerente general de MCIS, Ronnie Jensen, entregó detalles de esta medida, la cual ya fue comunicada a sus 1.209 trabajadores: “Quiero decir que es una determinación necesaria, pero al mismo tiempo dolorosa”.

Y continuó su explicación diciendo que “lamentamos profundamente los efectos que tiene para nuestros trabajadores y sus familias. Muchos de ellos nos habían acompañado desde el inicio”.

Finalmente dijo que “estamos comprometidos con nuestras obligaciones contractuales y apreciamos el gran esfuerzo del equipo en estos seis años; primero en la construcción de la fábrica y luego en la fase de producción”.