Con polémica inició la Copa del Mundo Rusia 2018. Y es que mientras se llevaba a cabo la presentación de Robbie Williams en la cancha del estadio Luzhiniki de Moscú, un gesto del cantante generó una controversia de la que medios de todo el mundo están hablando.

Luego de cantar sus más grandes éxitos como Angels, Rock DJ y Feel, entre otros, el artista británico levantó su dedo del medio a la cámara, con una cara irónica y diciendo “lo hice gratis”.

El hecho no pasó desapercibido, y en las redes sociales su nombre fue tendencia, no tan sólo por las canciones interpretadas en la ceremonia inaugural del Mundial.