Una diputada rusa recomendó a las mujeres de su país que eviten tener relaciones sexuales con hombres extranjeros no blancos durante los días que se dispute la Copa del Mundo en aquella tierra.

La jefa del comité para familias, mujeres y niños del Parlamento ruso, Tamara Pletnyova, advirtió que las mujeres rusas podrían convertirse en madres solteras de niños mestizos que -según dijo- “serán discriminados”.

La diputada tomó como referencia el fenómeno de los “niños de los Juegos Olímpicos” que se celebraron en Moscú en 1980, momento en el que la anticoncepción no estaba ampliamente disponible en el país.

Los “niños de los Juegos Olímpicos” fue el término que se empleó para describir a los hijos de madres rusas y padres de África, América Latina o Asia, que fueron concebidos durante eventos internacionales.

En ese sentido, Pletnyova sostuvo que “una cosa es si son de la misma raza, pero otra muy distinta es si son de una raza diferente. No soy nacionalista, pero sé que los niños sufren, son abandonados por sus padres, y eso es todo, se quedan aquí con la mamá”.

Finalmente, culminó sus declaraciones diciendo que “me gustaría que los ciudadanos rusos se casasen por amor, independientemente de su origen étnico”.