El general director de Carabineros, Hermes Soto, analizó el accionar del funcionario policial que disparó a un conductor de la empresa Uber, tras haberse resistido a una fiscalización en el aeropuerto Arturo Merino Benítez, en la comuna de Pudahuel.

Al respecto, el jefe de la policía uniformada aseguró que “no hay cuestionamientos. Yo reitero el apoyo absoluto al carabinero en lo que ocurrió hoy, como lo ha dado el Presidente de la República”.

Junto a asegurar que “en eso somos inequívocos”, el general Soto señaló que el chofer “quiso atropellar a un carabinero, capaz de provocarle la muerte, y eso no lo vamos a permitir”.

Respecto a los dos disparos percutados por el carabinero, el general director dijo que “el protocolo es el de la defensa personal del carabinero en un peligro inminente de su vida: disparó dos veces”.

Finalmente sostuvo que “él está encima del vehículo, lo está atropellando con él, por lo tanto, tiene que hacer uso del arma en la forma que le permita evitar ser atropellado”.