El senador por la región de Valparaíso, Francisco Chahuán (RN), cuestionó duramente el retraso de las obras de construcción del nuevo hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar.

En ese sentido, el legislador afirmó que se deben esclarecer sus causas y transparentar las responsabilidades que, aseguró, derivarán en una postergación de a lo menos siete meses para la puesta en marcha del centro asistencial.

De igual forma, sostuvo que “no se tomaron oportunamente las medidas para continuar con la segunda etapa, que está en cero avance, y los recursos humanos que la administración anterior destinó para generar la ‘infantería’ del que será el nuevo hospital”.

En este contexto, el integrante de la Comisión de Salud de la Cámara Alta hizo un llamado a que se establezca “cuál es la brecha funcionaria actual del hospital, qué cargos que se nombraron para el nuevo centro asistencial terminaron en funciones administrativas, y a quiénes corresponden las responsabilidades del escenario”.

Chahuán agregó que “si se adoptan las medidas de seguridad enmarcadas en los cambios normativos, el fin de las obras podría extenderse por más de un año, lo que es muy grave, considerando que se trata de la mayor inversión en infraestructura pública del país”.

El parlamentario dijo que el avance de las obra es cercano al 85%, con un 2% mensual, lo que hace prever que “es imposible que los trabajos concluyan en septiembre de este año, como estaba previsto”.

Finalmente, comentó que “no se hizo un control adecuado, el hospital podría ser entregado con suerte en abril de 2019, pero no hay que descartar que aquello ocurra en diciembre de 2019.”