La intendenta de la región Metropolitana, Karla Rubilar, se refirió a las críticas surgidas en torno a la decisión de suspender las clases en colegios de diversas comunas de la capital producto de la lluvia.

En primer lugar, la jefa regional planteó que con la información que teníamos “uno debe prevenir en vez de curar, y esa información nos decía que caerían 30 centímetros de nieve, similar al año pasado”.

Continuó explicando que “todos los meteorólogos apuntaban a lo mismo, pero a diferencia del año pasado, este sistema frontal era lunes, no sábado”.

Por ello, aseguró que “en base a todos estos factores tomamos la decisión de suspender las clases, que lo defendemos, y más aún luego de ver que las condiciones de ayer en la tarde así lo demostraron”.

Además, la intendenta Rubilar contó que trabajaron con los municipios para acordar que en los colegios hubiera al menos un profesor o docente para recibir a los alumnos cuyos padres no podían dejarlos en sus casas por motivos laborales.

“Con la seremi de Educación, dijimos ‘qué haremos con los papás que necesitan protección y cuidado en los colegios’, entonces decidimos que hayan profesores y docentes que puedan recibirlos, y que tengan la comida”, concluyó la intendenta