31 detenidos es sólo uno de los saldos positivos que deja la Operación “Cónclave”, desarrollada por  la Jefatura Nacional Contra Robos y Focos Criminales (Jenacrof), la Brigada Investigadora del Crimen Organizado (Brico) y la Fiscalía de Focos Criminales Occidente.

Según se pudo establecer durante ocho meses de investigación, los integrantes de la organización criminal habrían participado en al menos 10 delitos de robo con intimidación o violencia, en los que habrían recaudado un monto que supera los $800 millones.

Los antecedentes revelados sitúan a esta banda “como una de las de mayor organización, mayor peligrosidad y que estaba cometiendo los delitos de más alta gravedad en el país”, según afirmó el ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, quien felicitó a la PDI.

Junto a ello, el jefe de gabinete reiteró la necesidad de modificar la Ley de Tenencia de Armas diciendo que “nuestra actual ley ha quedado superada, anticuada y necesitamos adecuarla para enfrentar un nuevo fenómeno. Muchas de las armas que están participando están siendo adquiridas lícitamente en el comercio y después pasan a ser utilizadas en actos criminales”.

Especies incautadas

– 6 vehículos de alta gama (Audi, Mercedes Benz, Hyundai)

– 29 aparatos telefónicos

– Elementos de oxicorte

– 1 Inhibidor de señal y elementos de comunicaciones.

– Pasaportes falsificados de distintas nacionalidades.

– Dinero efectivo: $4.898.000 en moneda nacional. 9.000 dólares y 2.000 euros.

– Indumentaria utilizada en la comisión de los delitos, máscaras, pasamontañas, miguelitos.

– Gran cantidad de municiones y múltiples armas:

– 1 fusil marca DPMS. Modelo AR15 calibre 5,56

– Una pistola marca Gap calibre 9 MM

– 1 revolver Taurus calibre .38

– 1 Escopeta Calibre 12.