Satisfechos quedaron los dueños de locales agrupados en la Corporación Comercio Unido de Valparaíso tras la marcha feminista realizada esta jornada en las céntricas calles de la Ciudad Puerto.

Esto se debió a que el cambio de trazado acordado entre la Gobernación, Carabineros y la Coordinadora Feminista Universitaria resultó sin mayores incidentes y sin perturbar la normalidad diaria del comercio.

Héctor Arancibia, presidente de la agrupación, señaló que “el actuar de la gente, el movimiento diario, fue prácticamente normal, tanto el flujo vehicular como el peatonal, por lo tanto los locales funcionaron casi como un día normal. No como pasaba cuando el trazado era por las principales calles”.

El dirigente continuó su reflexión diciendo que “la gente no baja al centro cuando hay marchas. En cambio ahora, cuando se enteren de que éstas van a estar en un sector un poco más alejado del comercio, van a hacer su vida normal, por lo tanto esto va a ir en mejora. Cada vez va a ir mejorando más”.

Al respecto, la gobernadora de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, recalcó que “las mesas de trabajo han sido vitales para que el comercio pueda ejercer el democrático derecho a manifestar sus posturas de manera pacífica”.

Además, aseguró que “el balance de esta marcha es muy positivo porque ya no se trata de un trazado autorizado, sino que de un trazado acordado que se trabajó con los dirigentes convocantes de la marcha feminista, y porque se dio énfasis a proteger nuestro comercio local”.

Por último, la gobernadora instó al movimiento feminista universitario “a manifestarse de otra manera. Nuestra apuesta es poder seguir construyendo acuerdos, pero quizás viendo otra forma en que podamos sintonizar con los requerimientos de los dirigentes”.