El líder de Corea del Norte, “Kim Jong-un, le suplicó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que no cancelara la cumbre” programada para celebrarse el 12 de junio en Singapur. Así lo indicó este miércoles el abogado presidencial del país norteamericano, Rudy Giuliani.

El ex alcalde de Nueva York dijo durante una conferencia en Tel Aviv que Trump canceló la cumbre debido a las amenazas norcoreanas de desatar una guerra nuclear e insultos dirigidos a políticos estadounidenses.

Al respecto señaló que “nosotros dijimos que no vamos a tener una cumbre en estas circunstancias”, para luego asegurar que “Kim Jong-un se arrodilló y suplicó que la cumbre se llevara a cabo, que es exactamente la posición en la que queremos colocarlo”.

El presidente estadounidense aceptó reunirse con Kim con la esperanza de lograr persuadir al norcoreano de que abandone totalmente su programa nuclear. Por su parte, Kim busca salir del aislamiento internacional para poder impulsar el comercio exterior y las inversiones en su país.