El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio le exigió la renuncia a su seremi en El Maule, Camilo Salas Sandoval, tras conocerse acusaciones por violación y acoso sexual a mujeres.

Esta jornada se hizo pública la denuncia interpuesta por Belén Roca, quien confesó que “me aferré a lo poco de consciente que podía estar a las 5 de la mañana, luego de tomar toda la noche, para tirarle manotazos, como si fuese una mosca, al notar que estaba encima de mí, tratando de quitarme el vestido”.

La mujer continuó su relato diciendo que el seremi “se alejó por unos minutos. Pensé estar a salvo. Volví a dormir. Volvió a la carga, esta vez más agresivo. Seguí aleteando y metiendo bulla, todo cuanto podía hacer”.

Junto a esta situación, la víctima relató otro episodio protagonizado por Salas, sufrido por una joven estudiante: “Delante de los ojos cómplices del resto de la fiesta, se fue a dormir la borrachera y despertó al día siguiente con evidentes rastros de una violación. Camilo Salas entró, como si nada, al lugar donde descansaba e hizo cuanto quiso”.

Cabe indicar que las denuncias en contra de Camilo Salas se dieron a conocer desde el momento en que se conoció su designación como secretario regional ministerial de Cultura en la región del Maule.