El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que el Pentágono “está preparado” por si fuera necesario tomar medidas militares contra Corea del Norte, en caso de que Kim Jong-un responda a la cancelación de la cumbre bilateral con gestos “ingenuos o imprudentes”.

En un actividad desarrollada en la Casa Blanca poco después de anunciar la cancelación de la cumbre, Trump advirtió que las Fuerzas Armadas estadounidenses “son por lejos las más poderosas del mundo” y aseguró estar en contacto con Corea del Sur y Japón por si fuera necesaria una actuación conjunta.

“Creo que este es un gran revés para Corea del Norte, y un gran revés para el mundo”, dijo Trump sobre su decisión de cancelar la cumbre que tenía previsto mantener con Kim el 12 de junio en Singapur.

Además, sostuvo que “he hablado con el general (James) Mattis (secretario de Defensa) y con los jefes del Estado mayor conjunto; y nuestras Fuerzas Armadas, que son con diferencia las más poderosas del mundo y recientemente han mejorado enormemente, están preparadas si es necesario”.

Finalmente dijo que también ha estado en contacto con Corea del Sur y Japón, quienes le indicaron que “no sólo están preparados por si Corea del Norte toma alguna medida ingenua o imprudente, sino que están dispuestos a cargar con muchos de los costes financieros asociados con Estados Unidos”.