El gobierno le entregará $90 millones al municipio de Viña del Mar para ejecutar el plan de ordenamiento del comercio ambulante de la comuna.

Estos fondos, provenientes del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, se inyectarán directamente para combatir el comercio ilegal en el centro de la Ciudad Jardín.

En concreto, se trata de la instalación de diversos módulos, con la adquisición de vestimenta especial para sus trabajadores establecidos, quienes además portarán credenciales.

La acción se ejecutará en las calles Valparaíso y Quillota, dos de los principales polos de proliferación del comercio ambulante en Viña del Mar.

Al respecto, la gobernadora provincial de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, indicó a La Tercera que “es una realidad local el crecimiento desordenado, sin control del comercio ambulante, donde se producen hechos delictivos como venta de productos ilegal, tráfico de drogas y peleas con arma blanca”.