Tras más de un siglo de presencia en Venezuela, la empresa Alimentos Kellogg’s S.A. anunció que concluyó sus operaciones en aquel país debido al deterioro de la situación económica y social.

A través de un comunicado, la empresa estadounidense señaló que “el deterioro de la situación económica y social en el país ha obligado a que la compañía detenga sus operaciones y salga”.

De esta manera, la compañía dio por iniciado al proceso de liquidación de todos sus trabajadores, que consiste en el pago de salarios pendientes, beneficios y prestaciones laborales.

Por su parte, los trabajadores de Alimentos Kellogg’s C.A argumentaron que el pago recibido tras el cierre de la compañía “no es suficiente”, pues aseguraron que “no se ajusta a la realidad económica”.

En tanto, el presidente Nicolás Maduro indicó que “iniciaremos acciones judiciales hacia los empresarios, porque lo que hicieron es inconstitucional. Abrimos la empresa y la entregamos a los trabajadores. ¡Hoy está produciendo para el Pueblo!”.

Cabe precisar que además de Kellogg’s, compañías como Clorox, Kimberly Clark y General Motors, decidieron abandonar el país en los últimos años debido a la situación que enfrenta Venezuela.