El ex ministro de Justicia, José Antonio Gómez, se refirió a la investigación que lleva a cabo el Ministerio Público ante posibles irregularidades en el programa de Aseguramiento de la Calidad de las Residencias y de Mejoramiento Continuo (Ascar).

En concreto, se trata de la indagatoria por un presunto fraude al Fisco que asciende a $3.600 millones, en este programa que operó entre 2013 y 2016, y que fue reimpulsado por Gómez mientras estuvo a cargo de la cartera de Justicia.

Al respecto, el ex secretario de Estado comentó a radio Cooperativa que “no es que la plata se haya perdido, sino que los recursos se utilizaron en políticas de infancia dentro del Ministerio de Justicia. El Ministerio tiene la facultad de realizar políticas en esta materia y todos los recursos se gastaron en eso”.

Además, Gómez aseguró que “no me siento acusado, tampoco cuestionado, porque cuando uno realiza políticas públicas y de desarrollo tiene que ver con un conjunto. ¿Qué objeta la Contraloría? Dice, por ejemplo, ‘usted contrató a un equipo liderado por un abogado muy reconocido’ y ¿para qué se contrató a esa gente? Para realizar el proyecto de separación del Sename”.

Cabe recordar que una vez que se hizo pública esta investigación, parlamentarios de Chile Vamos anunciaron la presentación de una querella. Por otra parte, el Ministerio Público informó que hasta la fecha han declarado 130 funcionarios que trabajaron en Ascar y que hay sólo un imputado.