Producto de los desórdenes y daños registrados el pasado 15 de abril en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo, el Tribunal de Disciplina de la ANFP castigó a Santiago Wanderers con la prohibición de ingreso de público para los próximos dos partidos de visita.

Esta sanción se hará válida para el encuentro que se disputará ante Cobresal en El Salvador, programado para el domingo 27 de mayo, y contra Melipilla, duelo reprogramado para el 10 de junio en la región Metropolitana.

Cabe recordar que el partido entre caturros y potros cobra mayor importancia considerando la posición de ambos elencos, donde Melipilla se encuentra penúltimo en la tabla de la Primera B con 12 puntos, mientras que Wanderers está último con 11 unidades.

Por su parte, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional informó que Coquimbo Unido fue castigado con un partido de local sin público en sus tribunas.

La dirigencia porteña señaló a través de un comunicado en su página web que “estamos profundamente agradecidos de nuestra hinchada, quienes nos han acompañado en cada uno de los encuentros que Santiago Wanderers ha disputado tanto dentro como fuera de Valparaíso, sin embargo, también comprendemos la importancia de velar por la seguridad del espectáculo y el bienestar de todas las familias presentes en el estadio”.