Con la definición de la identidad de género como un derecho y no sólo como un procedimiento de cambio de sexo registral, la Comisión Mixta que resolverá las discrepancias surgidas entre la Cámara de Diputados y el Senado inició el debate del proyecto.

Cabe recordar que la instancia realizó previamente sendas rondas de audiencias públicas, donde recibió a numerosas organizaciones, especialistas y agrupaciones de padres. Luego fijó como plazo para recibir propuestas el 10 de mayo pasado, las que finalmente se comenzaron a analizar en la última jornada.

De este modo, surgió un amplio debate sobre la forma de abordar el trabajo de la Comisión Mixta, fijando como metodología votar las modificaciones a los capítulos del proyecto y los títulos de cada norma de modo de establecer un marco general, donde los artículos puedan tener coherencia legal.

En esa línea, se discutieron las indicaciones al Título I, relativo al nombre del proyecto “Del Derecho a la identidad de Género” y allí se rechazó por siete votos en contra, dos a favor y una abstención, la propuesta del Ejecutivo que apuntaba a nominarlo como “del procedimiento de la rectificación de la inscripción relativa al sexo y nombre”.

Al respecto, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, afirmó que “la propuesta del Ejecutivo era equilibrada, pero hay muchas personas que están preocupadas de temas doctrinarios, en lugar de dar reconocimiento eficaz. Lo que queremos es que se reúna la mayor cantidad de consenso y que el proyecto se resuelva bien”.

En las próximas sesiones, la instancia abordará las indicaciones relativas a la posibilidad de incorporar a los menores de 14 años a esta ley.

Cabe recordar que hasta el momento el Ejecutivo se abrió a incorporar a los jóvenes entre 14 y 18 años al procedimiento de cambio de sexo registral, con el acompañamiento de sus padres.