Tras la salida de Pablo Guede como director técnico de Colo-Colo, diversos nombres han surgido como eventual reemplazante, siendo el de Claudio Borghi uno de los preferidos por los hinchas.

Sin embargo, no todos quieren de regreso al Bichi en Macul. Uno de ellos sería Jorge Valdivia, el actual mediocampista del club albo que cortó relaciones con el estratega luego del recordado “Bautizazo” protagonizado por el Mago y otros jugadores de la Roja cuando Borghi era su DT.

Es por esto, que incluso la esposa de Valdivia, Daniela Aránguiz, indicó al programa Síganme los buenos, de canal Vive, que “hay rumores que podría entrenar Borghi y no me gustaría que Jorge estuviera con él”.

Luego sostuvo que “la idea es quedarnos, porque estamos felices (en Colo-Colo), pero a mí no me gustaría que llegaran ciertos personajes al plantel”.

Además, Aránguiz también condicionó la permanencia de su marido si llegara Hernán Torres, preparador físico de Héctor Tapia: “Lo encontré muy mala lecha a él (Borghi) y a Hernán Torres en ese tiempo que hablaron pésimo de él y no se merecen tener a Jorge en su plantel. Ojalá que no lleguen”.

Finalmente, adelantó que “si nos dice que nos tenemos que ir a México o Brasil, yo me voy. Jorge todavía es joven y le quedan algunos petardos. Siempre hay ofertas para ir a jugar afuera”.