Detectives de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (Brianco) de la PDI de La Calera, incautaron dos kilos de cannabis sativa oculta en el parachoques de un vehículo.

Tras ello, los policías detuvieron a sus dos pasajeros, en un dispositivo instalado en la ruta 5 Norte.

Tras un estudio de movimiento de trasporte de pasajeros y de técnicas de ocultamiento de drogas, los oficiales efectuaron un control en la plaza de peajes Pichidangui, donde el perro “Harlet” dio alerta en el parachoques trasero de un automóvil.

En la revisión se encontraron ocultos siete envoltorios contenedores de cannabis sativa, avaluados en casi $10 millones, por lo que el fiscal de turno dispuso que los imputados fueran puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Los Vilos para su control de detención.

De acuerdo a los antecedentes recabados por la PDI, los antisociales adquirían la droga en Los Vilos, para trasladarla a la región Metropolitana donde sería comercializada en el mercado ilícito.