Valparaíso comenzó con los preparativos para enfrentar la temporada de invierno, a través de un plan preventivo que ejecuta la Dirección de Asistencia Técnica (DAT) de la Municipalidad, y que tiene como objetivo evitar colapsos en la ciudad.

Las faenas se están ejecutando con 31 operarios y maquinaria pesada en los cerros, el plan, Laguna Verde, Placilla y Curauma, focalizada principalmente en la limpieza y despeje de los sumideros de aguas lluvias, canales, cámaras y los 21 tranques desarenadores.

Es así que se determinó que la cuenca conformada por los cerros La Virgen, Santa Elena, Delicias, Ramaditas, La Cruz, Las Cañas, El Litre, O’Higgins, Rocuant y San Roque es la que presenta el mayor peligro de anegamiento, afectando hasta el plan de la ciudad en caso de temporales.

También presenta un alto nivel de colapso las cuencas Artillería, Mesilla, Perdices, Toro, Arrayán, Yungay, Jiménez, Cárcel, San Juan de Dios, Barón y Los Placeres. Por la cantidad de sectores en riesgo, es que el Plan Invierno se extenderá hasta el mes de septiembre, para luego comenzar los trabajos de temporada estival.

Trabajo

El encargado del área Mantención Ciudadana del DAT, Jorge Valdebenito, indicó que “son cuatro cuadrillas abocadas al Plan Invierno, y es un trabajo muy pesado, sobre todo las obras subterráneas. En los trabajos hemos encontrado de todo, desde lavadoras hasta troncos y mucha basura”.

Por su parte, el encargado del DAT, Patricio Cáceres, hizo un llamado a “no arrojar desechos voluminosos en tranques, quebradas y resumideros. Los vecinos deben entender que los sistemas de evacuación son esenciales para el escurrimiento de aguas lluvias, por lo que todos los desechos voluminosos y la basura son obstáculos”.