El diputado por la región de Valparaíso, Andrés Celis (RN), oficializó una denuncia ante la Contraloría Regional para que se investiguen eventuales irregularidades en la construcción y entrega del conjunto habitacional Mirador 1 y 2, en San Antonio.

Junto a dirigentes, el parlamentario concurrió al organismo fiscalizador con el fin que se investigue el origen y las razones de los problemas que han tenido las constructoras para entregar en buenas condiciones estas viviendas sociales, lo que se ha traducido en una espera de casi 10 años para sus propietarios.

La construcción de las 16 torres, con 128 departamentos, ha afectado a 256 familias. Por ello, el parlamentario indicó que dentro de las anomalías encontradas “está el grave problema del aumento de su valor”, recordando que “inicialmente, el subsidio fue de 800 UF y hoy está en 2.000 UF”.

En ese sentido, comentó que “si a esto sumamos que han transcurrido casi 10 años de espera; que ha pasado por tres empresas, incluso a una de ellas se le finiquitó el contrato, pero siguió con un nombre distinto; que ninguna autoridad relacionada con la actividad los ha escuchado y dado una solución; a todas luces es un escándalo”.

Por estos motivos, “hoy le pido a la Contraloría investigue todo el proceso que ha significado la construcción de este conjunto habitacional en San Antonio, ya que estoy convencido que aquí hay delito, este es el primer paso y si es necesario, concurriremos al Ministerio Público”.

Finalmente dijo que “estoy solicitando al ministro de Vivienda las justas exigencias de los vecinos; primero, se pida un informe de la situación a una empresa externa distinta a Serviu, Seremi de Vivienda y a la División Técnica de estudios y fomento habitacional; segundo, reasignación de las familias a viviendas completamente listas para habitar y, tercero, un subsidio íntegro para todas las familias por igual, no de 3 UF ya que los arriendo en San Antonio superan el sueldo mínimo”.