Superar las diferencias entre ambas la Cámara de Diputados y el Senado en torno al proyecto que reconoce y da protección al derecho a la identidad de género, es lo que espera lograr la Comisión Mixta que continuó esta jornada con su ciclo de audiencias.

En la ocasión, los expositores manifestaron su opinión en relación a la postura del Gobierno, que está por reconocer la situación de los adultos y permitirles un procedimiento libre y voluntario ante el registro civil, pero no reversible en el futuro.

En ese contexto, Rolando Jiménez, vocero del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), indicó que “sería un retroceso que la ley no incorpore a los menores de 14 años (…) invitamos a los parlamentarios a ser consistentes. Aquí hay que ponerse en el lugar y resguardar el interés superior del niño, concepto que tanto se ha usado para el trámite de este proyecto. Llamo a la racionalidad”.

Por su parte, desde la Fundación Jaime Guzmán, la abogada María Teresa Urrutia señaló que “la decisión de realizar un cambio de sexo no puede sino ser tomada únicamente por quien experimenta una disconformidad, entre su sexo biológico y registral, por lo que se requiere que la persona tenga mínimos necesarios de madurez y entendimiento, que sólo la calidad de adulto puede asegurar”.

Cabe destacar que, a un día de finalizar el plazo para presentar indicaciones, los diputados Matías Walker (DC) y Natalia Castillo (RD), junto a los senadores Juan Ignacio Latorre (RD) y Carolina Goic (DC), presentaron una propuesta que busca crear un plan de acompañamiento para las personas que realicen un cambio de sexo registral, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.