Ante la desaparición de más de 500 kilogramos de marihuana decomisados por la Policía de Argentina, en la Delegación departamental de Pilar, una ciudad a 50 kilómetros de Buenos Aires, los agentes responsables del resguardo del narcótico acusaron a las ratas de haberse comido la hierba.

Según reporta el diario Ámbito Financiero, las alarmas saltaron hace un año, cuando hubo un relevo en la cúpula de la mencionada Delegación departamental y se detectaron inconsistencias entre la cantidad de droga incautada y la que estaba en el depósito:

La situación fue denunciada ante un juzgado y a la división de Asuntos internos de la policía. Ante ello, el juez ordenó a la Gendarmería allanar el edificio y se confirmó que de los 6 mil kilos de marihuana incautados había sólo 5 mil 460.

Los policías que resguardaban las drogas argumentaron que la hierba faltante podía haber sido “comida por las ratas”. Las autoridades judiciales no quedaron conforme con esa explicación y determinaron imputar a tres comisarios por infringir la ley de estupefacientes.

Los policías son investigados también por Asuntos Internos, aunque no se han tomado por ahora medidas disciplinarias contra ellos “a la espera de que presten declaración en la causa”, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad al diario El País.

Si la versión de los policías investigados es cierta, los peritos están seguros de encontrar pruebas suficientes, porque la marihuana ingerida es tóxica para las ratas, agrega El País.