El recién asumido general director de Carabineros, Hermes Soto, dio a conocer detalles de lo ocurrido la noche de este jueves 29 y madrugada de hoy en la región Metropolitana, en el marco de una nueva conmemoración del Día del Joven Combatiente.

Junto a asegurar que “fue una jornada bastante más tranquila que en otras ocasiones”, el jefe de la policía uniformada indicó que lo único que tuvieron que lamentar fue el impacto de bala sufrido por un funcionario de Fuerzas Especiales en Renca.

En ese sentido, el general Soto explicó que el funcionario atacado estaba protegiendo un colegio en el sector de Lo Velásquez, cuando “se produce un impacto de bala producto del rebote en el suelo, para luego incorporarse en el cuerpo del carabinero”.

Además, relató que el rebote de la bala ingresa “por el costado izquierdo del funcionario, bajo el chaleco antibalas, entre el pantalón y el chaleco, lo que le perfora el costado izquierdo, produciendo daños en su interior, lo cual le provoca esta lesión grave que le afecta”.

En cuanto a la salud del funcionario, el general Soto explicó que “fue operado por especialistas de nuestro hospital y está en mejores condiciones, pero sigue en estado de gravedad importante”.

Además, contó que se encuentra en la UCI en tratamiento especial, “y esperamos que su evolución sea lo mejor posible y pronta”.

Por último, aseguró que “nos tranquiliza un poco el haber hecho movimientos rápidos hacia el hospital, y luego por la intervención inmediata de los especialistas, pero se mantiene complicado”.