Vladimir Putin ganó este domingo los comicios presidenciales rusos con una aplastante victoria, para conseguir así un cuarto periodo al frente de su país.

Con 50 por ciento de los votos computados, Putin contaba con 75 por ciento de la votación, un resultado incluso mayor al de las encuestas previas y que le permitirá gobernar hasta el año 2024. El mandatario llegó al poder en el año 2000 y sólo dejó el cargo durante 4 años, en los que se desempeñó como primer ministro.

En la elección de 2012, Putin obtuvo 63 por ciento de la votación, mientras que en 2004 se llevó 71 por ciento.

Ante miles de personas que celebraron el triunfo en la capital Moscú, el presidente aseguró que “Rusia está condenada al éxito” y el país debe mantener su unidad.

“Ustedes son nuestro equipo común, yo soy un miembro de su equipo y todos los que han votado hoy son nuestro gran equipo nacional”, agregó, ante el júbilo de los asistentes.

El segundo lugar fue para el candidato del Partido Comunista Pável Grudinin, un millonario metido a la política que obtuvo poco más de 13 por ciento de los votos, un resultado muy por encima del estimado 8 por ciento.

En tercer lugar quedó el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski con 6.34 por ciento, mientras que la periodista Ksenia Sobchak, única mujer y el candidato mas joven con 36 años, habría logrado el 1.42 por ciento.