A sólo horas de haber asumido formalmente su cargo, el presidente Sebastián Piñera tuvo que afrontar la renuncia del general director de Carabineros, Bruno Villalobos y del jefe nacional de la Unidad de Inteligencia, general Gonzalo Blu.

Las dimisiones se concretan luego del bullado fraude que se reveló en la institución y justo cuando se sigue realizando la investigación por la denominada “Operación Huracán”.

A juicio del presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT), Marcelo Drago, “la renuncia del general director es el primer paso de las profundas medidas que debe tomar Carabineros. Sin embargo, es necesario seguir avanzando en transparentar esta institución”.

En ese sentido, pidió “auditorías externas, independientes e imparciales sobre los recursos, pero también sobre el personal. El general Pineda, o a quien se nombre en definitiva, debe hacerse cargo del indispensable cambio de rumbo que requiere Carabineros y resituar donde corresponde a una institución tan importante para el país”.

Oficio a Carabineros

Cabe recordar que la semana pasada, el CPLT ofició a Carabineros, entregándole una serie de recomendaciones destinadas a superar la crisis institucional derivada del desfalco que ya sobrepasa los $26 mil millones.

El documento plantea una serie de propuestas tendientes a reforzar los niveles de probidad y transparencia en la institución. Entre ellas se cuentan, la realización de auditorías externas y la elaboración de un diagnóstico público de actos irregulares.