La campaña de vacunación contra la influenza comenzará el miércoles 7 de marzo, protegiendo a los trabajadores de la salud, tanto del área pública como privada, además de los adultos mayores que se encuentren viviendo en residencias.

A partir del 14 de marzo, la vacunación se extenderá a los grupos de riesgo: embarazadas a partir de la 13ª semana de gestación; niños y niñas entre los 6 meses y 5 años 11 meses 29 días; adultos mayores de 65 años; trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos y personas entre 6 y 64 años que sufran de enfermedades crónicas.

Al respecto, la ministra de Salud, Carmen Castillo, destacó que “somos el primer país del cono sur que está haciendo esta adquisición de vacunas. Con orgullo podemos señalar que vamos a contar con el producto en los plazos establecidos”.

De esta manera, se informó que el Ministerio de Salud dispondrá de 4.800.000 vacunas para los grupos de riesgo, quienes las recibirán gratuitamente en los consultorios y vacunatorios privados en convenio.

Petición al futuro gobierno

La subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisella Alarcón, explicó que “esperamos que las futuras autoridades pongan en el mismo énfasis en la vacunación intra-muros y extra-muros que nosotros hicimos el año pasado; en el aumento y disponibilidad de camas, tanto complejas como no complejas, pues el invierno pasado aumentamos a más de mil cupos”.

La autoridad recordó que “estamos entregando una campaña de invierno, no solamente con todo programado, sino también con 23 hospitales construidos con los que no contábamos el año pasado, todos con equipamiento suficiente de alta tecnología”.