Mientras los animadores de la 59ª edición del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar realizaban un resumen de la que será la cuarta noche, el público comenzó instantáneamente a pedir el beso entre ambos.

Luego de continuar por unos segundos con lo que estaban diciendo, Carolina de Moras tomó la iniciativa y se acercó a Rafael Araneda para cumplir con lo que pedía el público: el tradicional beso.

El momento fue seguido por el “Monstruo” a través de fuertes gritos, que terminaron con un aplauso cerrado una vez que los “rostros” de Chilevisión separaron sus labios.

Así fue el momento: