Monseñor Charles Scicluna, el enviado especial del Vaticano para investigar los testimonios de quienes aseguran que el obispo de Osorno, Juan Barros, encubrió los abusos sexuales de Fernando Karadima, conversó con la prensa nacional esta tarde en la Nunciatura Apostólica, ubicada en Providencia.

Cabe recordar que el arzobispo de Malta arribó este lunes 19 a nuestro país para iniciar su misión, la que fue encomendada personalmente por el Papa Francisco tras su visita a Santiago, Temuco e Iquique.

Al respecto, el prelado comentó que “he venido a Chile, enviado por el Papa Francisco, para recoger informaciones útiles concernientes a monseñor Juan Barros Madrid, Obispo de Osorno”.

Agregó que “quiero manifestar mi agradecimiento a las personas que se han declarado disponibles para encontrarse conmigo durante los próximos días”.

Si bien, Scicluna no respondió preguntas, el vocero de la Conferencia Episcopal, Jaime Coiro, explicó que “no entregaremos número de personas ni nombres de quienes lleguen, puesto que varios de los concurrentes solicitaron expresa reserva, garantía que fue ofrecida también por la Iglesia”.

En concreto, Coiro también contó que durante los cuatro días de trabajo, Scicluna “escuchará a quienes lleguen a brindar su testimonio, pero no actuará como un juez o un tribunal”.

Finalmente, el obispo de Malta indicó que “el Santo Padre aún recuerda con emoción la calurosa acogida que le dispensaron en su reciente viaje apostólico. Les transmite un saludo afectuoso, acompañado de su especial bendición, a ustedes y a todo el pueblo chileno”.