El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, arribó esta jornada a nuestro país para comenzar a investigar las acusaciones de encubrimiento en contra del obispo de Osorno, Juan Barros, en el marco de los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima mientras el prelado era su secretario personal.

Tal como lo anunció el Vaticano el 30 de enero, el Papa Francisco ha encargado al presidente del colegio para el examen de los recursos (en materia de delitos más graves) en la Congregación para la Doctrina de la Fe, viajar a Santiago para escuchar a las presuntas víctimas que tengan pruebas contra Barros.

De esta manera, se espera que Scicluna, quien llegó a Chile durante horas de la mañana, realizará este encargo de escucha entre los días martes 20 y viernes 23 de febrero, en dependencias de la Nunciatura Apostólica.

A través de un comunicado, la Iglesia chilena indicó que “con el fin de facilitar la realización de los encuentros, la Nunciatura Apostólica pidió expresamente a quienes han solicitado ser escuchados hacerle llegar previamente un relato por escrito que detalle los elementos que tienen interés en exponer durante la entrevista personal”.