Una particular anécdota de Alexis Sánchez durante su paso por Udinese contó el periodista italiano Pietro Oleotto, la que fue consignada por la revista institucional de Manchester United, actual club del “Niño Maravilla”.

Conocida es la ambición del nacional por transformarse en el mejor futbolista del mundo, tal como lo indicaba desde que era un adolescente y daba sus primeros pasos en Cobreloa.

Teniendo esto como base, el profesional italiano contó que Sánchez se quedaba dos horas diariamente después del entrenamiento con sus compañeros para ejercitarse fisicamente y crecer muscularmente, esto, porque a su llegada a Europa era “muy delgado y débil”, según dijo.

Tras la solicitud de su técnico para que jugara más cerca del área, el chileno “empezó a desarrollar su musculatura y le construyeron un gimnasio adecuado a sus necesidades. Después lo vi en pretemporada y quedé sorprendido por la forma en que había aumentado su masa muscular”.

Además, Oleotto relató el episodio cuando al goleador de la Roja se le quedaron las llaves de su auto adentro del mismo: “Accidentalmente dejó sus llaves y su teléfono móvil dentro del automóvil. No estoy seguro de lo que la mayoría de la gente habría hecho, pero él simplemente corrió de regreso a casa“.

Así fue como Alexis Sánchez trotó unos ocho kilómetros hasta su vivienda ubicada en las colinas de Udine; esto, mientras la gente observaba cómo un jugador del plantel de honor corría con el uniforme oficial del club por las calles de la ciudad.

“La gente estaba perpleja, lo miró pasar con su vestimenta deportiva del club y nos llamó al periódico”, cerró diciendo el periodista italiano a la revista de los Diablos Rojos.