Tras un año y medio de alegatos en instancias judiciales, la Municipalidad de Quintero logró que Enap se acogiera a un acuerdo que buscará la reparación medioambiental de la bahía.

Ello fue confirmado por el alcalde (s) Rubén Gutiérrez, quien valoró la mediación del Tribunal Ambiental en esta causa, que se inició luego del derrame de “slurry oil” desde el buque tanque “Ikaros” al Terminal Marítimo de Enap en mayo del año 2016.

Al respecto explicó que “la Municipalidad tomó todos los resguardos necesarios, arrendando un robot submarino y contratando los servicios de un laboratorio para recolectar las muestras y realizar los análisis químicos, que sirvieron como medios de prueba, tras interponer una demanda”.

Acuerdo

– En primer lugar, Enap debe realizar una fuerte inversión de recursos en su muelle de descarga, incorporando tecnología como válvulas de cierre automático en los flexibles de descarga, instalación de una estación meteorológica para el monitoreo del clima y la realización de inspecciones con certificación internacional a sus procedimientos.

– Con el objeto de lograr la recuperación de la bahía, Enap debe realizar la plantación de macroalgas que permitan recuperar las cadenas tróficas perdidas por el derrame. Esta acción, debe ejecutarse de preferencia en las áreas de manejo y por un período mínimo de tres años, bajo supervisión de expertos de Sernapesca y académicos universitarios. Las plantaciones de algas permitirán además generar actividades productivas para los pescadores, relacionadas con la extracción del huiro.

– Construcción de una oficina municipal que atienda los asuntos portuarios y pesqueros, con énfasis en el apoyo técnico y administrativo a los pescadores que hay en la comuna de Quintero.

– Cancelación de las Costas del Juicio por parte de ENAP.