El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, ha condenado al Estado de España a pagar 50.000 euros por maltrato a los miembros de ETA, Martin Sarasola e Igor Portu.

El fallo indicó que España vulneró la Convención de Derechos Humanos cuando ambos sujetos de la de la organización separatista vasca sufrieron “torturas bajo el control de la Guardia Civil”.

Portu y Sarasola decidieron llevar el caso a Estrasburgo después de que el Tribunal Constitucional rechazara su recurso y presentaron, tanto por motivos de fondo como de forma, una demanda que fue admitida a trámite en enero de 2015.

De esta manera, la corte europea con sede en Francia estableció una indemnización de 30.000 euros para Portu y de 20.000 euros para Sarasola por “daños morales”.

Cabe recordar que Portu y Sarasola fueron condenados en mayo de 2014 a 1.040 años de cárcel por el atentado contra la T-4 de Barajas, cometido el 30 de diciembre de 2006, en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos.