La vida en cualquier campamento de la región de Valparaíso, sin lugar a dudas, es dura para los que habitan en ellos. Esa era la realidad de Texia Donoso, Lucy Escobar y otras 50 familias hasta antes de la entrega del subsidio destinado a familias que viven en situación de vulnerabilidad social, Decreto Supremo 49, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), que se suman a las 198 familias que ya fueron beneficiadas bajo esta modalidad durante el 2017.

Al respecto, Donoso contó que “lo decidí hace poco, pensaba quedarme en el campamento (Manuel Bustos), pero hubo diferentes cosas que me hicieron tomar la decisión de postular al subsidio e irme. Estoy contenta de que haya salido tan rápido y tener la documentación para comprar la casa propia”.

En tanto, Lucy Escobar, se mostró emocionada y dijo que “estoy feliz con que me haya salido mi casita. Yo estaba mal, no tenía agua y tenía que conseguirme con los vecinos. Estaba triste”.

El D.S. 49 consiste en un apoyo del Estado que permite adquirir una vivienda (casa o departamento) nueva o usada, sin crédito hipotecario en sectores urbanos o rurales, de un valor máximo de 950 UF, subsidiando entre 314 y 794 UF.

En tanto, el director regional de Serviu, Carlos Contador, explicó que “este llamado especial para personas que provienen del catastro de campamentos benefició a 52 familias de Quilpué, San Felipe y a un número importante de las comunas de Valparaíso y Viña del Mar, que van a poder adquirir una vivienda nueva o usada”.

Agregó que “particularmente, si llegasen a adquirir una vivienda usada, como Serviu les vamos a entregar una asesoría de asistencia técnica para la compra de la misma, desde la calificación de la vivienda, su estado de mantención y el registro de su inscripción en el Conservador de Bienes para su adquisición”.